jueves, 16 de marzo de 2017

La destrucción del ego ~ Swami Sivananda


 El control de la mente incluye el control de intelecto (Buddhi) y la aniquilación del pequeño “yo”, la falsa personalidad arrogante, algo muy grandioso para un occidental.

Debes tratar de destruir no sólo los pensamientos (Sankalpa), sino la mente misma, y el Aham Vritti (ego) que te identifica con el cuerpo y el intelecto empírico ( Vyavaharika Buddhi) que crea el Jiva Bhava (la sensación que somos un individual separado) y las diferencias en el mundo.

Si destruyes el ego, entonces, te establecerás en tu esencia o tu naturaleza verdadera (esto es el estado de Sahaja Sat-chit-ananda Nirvikalpa: el estado natural en lo qual estamos establecidos en la existencia, consciencia, dicha absoluta).

Este es el verdadero estado de silencio (Mauna) o establecimiento en Brahman (Adyanta Brahma Nishtha).



miércoles, 15 de marzo de 2017

La autoobservación es indispensable para la transformación interior ~ Atman Nityananda



La autoobservación es indispensable para la transformación interior
Mientras sigamos identificados con pensamientos, emociones, creencias, comportamientos etc. y los consideramos como nuestros, como parte de nosotros mismos, no podemos liberarnos de ellos. No podemos liberarnos de algo que creemos que es nuestro yo. Así que, mientras estemos identificados con la mente y sus contenidos seguiremos siendo víctimas del condicionamiento mental y emocional almacenado en la mente subconsciente.
Para estar libre del acondicionamiento mental debemos, en primer lugar, darnos cuenta de que no somos este acondicionamiento psicológico, de que somos algo diferente de este; de que la mayor parte del funcionamiento mental y emocional es mecánica y compulsiva y un producto de la identificación, la imaginación, la asociación y la proyección. Esta realización será posible gracias a la auto-conciencia (ser consciente de sí mismo) y la auto-observación continua, momento a momento.
La auto-conciencia (ser consciente de sí mismo) y la autoobservación (que deben ir de la mano) son la única manera de dejarnos de identificar con las funciones y las expresiones mentales y emocionales y ser capaces de reconocer y realizar plenamente la función mecánica y compulsiva de la mente. Por medio de la, momento a momento, auto-observación podemos llegar a ser conscientes del que estamos gobernados por patrones inconscientes mentales y emocionales en lugar de ser sus creadores conscientes -que pensábamos que éramos... Al ser plenamente conscientes de que estamos obligados a actuar y comportar bajo los impulsos inconscientes de varios patrones psicológicos nacerá en nosotros el deseo de deshacernos de todo este acondicionamiento psicológico. Esta realización será posible solo por medio de la auto-observación desapasionada y atenta, momento a momento, y el discernimiento. 
Con el fin de darnos cuenta de que nuestra mente está poseída por patrones subconscientes que dictan nuestro comportamiento, hace falta crear una distancia del proceso de pensamiento y de las reacciones emocionales; debemos dejar de identificarnos con los pensamientos y, aún más urgente, con las emociones para dejar de ser sujetos a ellos.
Es necesario percibir, descubrir y darse cuenta de que, en las mismas o similares circunstancias y situaciones, se reproducen mecánicamente los mismos pensamientos, las mismas emociones, los mismos deseos, reacciones y comportamientos. Y esto se puede conseguir auto-observándonos continuamente.
Sólo cuando, por medio de la desapasionada y atenta auto-observación y el discernimiento, lleguemos a ser plenamente conscientes de la repetición mecánica de los pensamientos, las emociones, los impulsos, las reacciones y los comportamientos, solo cuando nos demos cuenta de que todo este material psicológico es algo diferente de nosotros mismos y que somos prisioneros de ello, sólo entonces nacerá en nosotros un auténtico deseo fuerte de deshacernos de todo esto; y seguro que haremos el mejor esfuerzo para liberarnos de ello.

sábado, 11 de marzo de 2017

La esencia de Jnana Yoga II ~ Swami Sivananda



La esencia de Jnana Yoga II
por Swami Sivananda 

¿Qué es Ajnana (ignorancia)? Identificarse con los vehículos ilusorios como el cuerpo, la mente, el Prana, los sentidos, etc., es Ajnana. Decir ―Yo soy el hacedor, yo soy el disfrutador, yo soy un Brahmín, yo soy un Brahmachari, esto es mío, él es mi hijo― es Ajnana. ¿Qué es Jnana (conocimiento)? Abheda Darshanam Jnanam. Conocer a Brahman como nuestro propio Ser es Jnana. Ver ―Yo soy Brahman, yo soy la consciencia pura, omnipresente, yo soy no-hacedor, yo soy no-disfrutador, yo soy siempre el testigo silencioso― es Jnana. Contemplar el único Ser en todas partes es Jnana.

El Brahman, el Yo o Ser Supremo no es ni el hacedor de las acciones ni el disfrutador de los frutos de las acciones. La creación, la preservación y la destrucción del mundo no se deben a Él. Se deben a la acción de Maya o Avidya (Ignorancia), que es la propia energía del Señor que se manifiesta como el proceso del mundo o Samsara.

Así como parece haber tres tipos de espacio, a saber, el espacio absoluto, el espacio limitado por una jarra y el espacio que se refleja en el agua que está en la jarra, también hay tres tipos de Chaitanya (inteligencia o consciencia), a saber,

1. la Chaitanya (Inteligencia o Consciencia) Absoluta (se llama Para Brahman),
2. la Chaitanyala (Inteligencia o Consciencia) Absoluta reflejada en Maya ( se llama Isvara) y
3. la Chaitanya (Inteligencia o Consciencia) Absoluta reflejada en Avidya (se llama Jiva, el alma individual condicionada).

La noción del hacedor que es la función de la inteligencia tal como se refleja en el Buddhi o el intelecto, junto con la noción de Jiva, es superpuesta sobre el Brahman puro e ilimitado, el testigo silencioso, por el necio.

La ilustración del espacio Absoluto, el espacio como limitado por una jarra y el espacio como se refleja en la jarra se da para transmitir la idea de que en realidad Brahman es uno, pero aparece o se expresa como triple debido a Maya.

El reflejo de la Consciencia (inteligencia) es una creencia o noción errónea. Es debido a Anadi Avidya (ignorancia sin principio). Brahman es sin limitaciones. La limitación es una superposición (Adhyasa o Kalpana) sobre Él.

La unidad del Ser Supremo con el ser reflejado  (Jiva) se establece mediante el dicho o la gran sentencia de los Upanishads, Tú eres Eso (Tat Tvam Asi). Cuando este Conocimiento de la identidad de los dos seres surge a través del gran dicho, Tú eres Eso, entonces Avidya (ignorancia) con todas sus ramificaciones y los problemas del mundo son destruidos. Por lo tanto, no hay ninguna duda en absoluto.

La auto-realización o percepción intuitiva directa del Ser Supremo es necesaria para alcanzar la perfección o la libertad. El simple estudio de las Escrituras, incluso a través de cientos de nacimientos, no conferirá la emancipación final.

Maya también se llama Prakriti, Prarabdha, Avyaktam. Se dice que no es ni existencia ni no-existencia. No es Sat ni Asat (verdadera o No verdadera). Es indescriptible (Anirvachaniya). Es Sat-Asat-Vilakshana, Anadi Bhavarupa Anirvachaniya.

Para un sabio liberado (Jivanmukta), no hay alegría ni dolor, ni nacimiento ni muerte. Ha cruzado el océano del Samsara (el curso mundano de la vida) y alcanzado la otra orilla de la ausencia de miedo y la inmortalidad. Se ha convertido en el propio Brahman. Brahmavit Brahmaiva Bhavati (El Conocedor de Brahman se convierte en Brahman). Esta es la declaración enfática de los Srutis o Upanishads. El objetivo del Jnana Yoga es la destrucción de la noción de dualidad y el establecimiento de la unidad del ser individual con el Ser Supremo.

Este es un compendio de todo el Vedanta. Este es un gran purificador y destructor de todos los pecados. Este es un gran secreto. El que alcanza la realización del Ser es adorado por todos los dioses. Él alcanza el estatus que incluso los yoguis no pueden alcanzar.

Fuente:  ADVAITAINFO 

martes, 28 de febrero de 2017

SADHANA Y SADHAKA / La práctica y el practicante ~ Ramiro A. Calle

SADHANA Y SADHAKA 
(La práctica y el practicante)

Sin sadhana no hay yoga. Sin sadhana las enseñanzas son papel mojado. Sin sadhana no hay transformación y menos aún liberación.

El sadhana es imprescindible. Sadhana es la práctica espiritual, el adiestramiento necesario para conocerse y transformarse, la disciplina para poder hollar la senda de la autorrealización.

El yoga es eneñanzas y sadhana o práctica. Las enseñanzas hay que materializarlas y experimentarlas a través del sadhana. Las enseñanzas sin sadhana se quedan cojas.

Si el yoga ha sobrevivido a lo largo de siete mil años es debido que es sadhana o método práctic; de otro modo se hubiera quedado en una filosofía más. El yoga es básicamente un método liberatorio, que por su naturaleza está más allá de todo culto, creencia o religión.

El sadhana desarrolla todos los potenciales internos, libera la mente de oscurecimientos, permite la percepción consciente de lo que escapa a la mente ordinaria y cimenta la libertad interior. Hay que insistir: sin sadhana no hay yoga, no hay avance espiritual.

Para llegar al denominado sahaja-yoga o yoga natural, hay que pasar por un prolongado sadhana y solo en la extremidad del esfuerzo aparece el esfuerzo sin esfuerzo.

El sadhana es el trabajo consciente sobre el cuerpo, la práctica de la meditación, la observancia de las técnicas de introspeccion y autoconocimiento. Sadhana debe apoyarse en la virtud o ética genuina y en el entendimiento corrrecto. Mediante el sadhana se gana en energía, atención, sosiego, lucidez y compasión. No basta con leer el prospecto de un medicamento; no basta con conocer las enseñanzas yóguicas. Hay que refrendarlas mediante el sadhana.

El que sigue un sadhana es un sadhaka o practicante; aquél que se somete a la disciplina espiritual para avanzar por la senda hacia lo Incondicionado. El sadhaka necesita ser constante en su práctica, evitando dejarse vencer por la pereza o la apatía, la holgaanería o la inercia. La motivacion o recta aspiración es esencial. A mayor motivación, surgirá más facilmente la voluntad que se requiere para llevar a cabo el sadhana.

Sadhana y sadhaka caminan son inseparables. El sadhana hace al sadhaka y un sadhaka no es tal sin sadhana. La práctica es esencial. Por algo se ha dicho muy a menudo en el yoga: "Vale más un gramo de práctica que una tonelada de teoría".

Fuente: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1377791398939530&substory_index=0&id=118531418198874

domingo, 26 de febrero de 2017

La mente es una suma de hábitos ~ Atman Nityananda



La mente es una suma de hábitos

La mente es una suma de hábitos, patrones y tendencias emocionales y mentales. 

La repetición de nuestras acciones, comportamientos y reacciones emocionales y mentales se convierten en hábitos que se repiten automáticamente bajo las mismas circunstancias y condiciones externas. 

El momento que experimentamos algo a través de los sentidos, esta experiencia sea la que sea, se almacena en el subconsciente junto con las sensaciones, las emociones y los pensamientos que tomaron lugar. Es decir, las sensaciones, las emociones y los pensamientos se almacenan como un todo, un conjunto. Este conjunto es un patrón, un condicionamiento de la mente que se repetirá con más o menos frecuencia según las circunstancias externas y su fuerza. Estos patrones no son estáticos sino vivos y dinámicos. Cada patrón es una tendencia latente que se manifestará cuando algo la provocará o la activará. 

Además, estos patrones habituales, después de unas repeticiones, se convierten en identidades psicológicas que funcionan independientemente de nuestra voluntad y buscan alimentación energética para seguir existiendo en nuestra psicología. Entonces si no hay algo que provoque su manifestación (hoy en día hay muchos inputs sensoriales y por eso normalmente siempre habrá algo que los provoque) entonces empezarán a activarse por sí mismos, buscando crear o provocar situaciones de la misma vibración que ellos para alimentarse.  

Dado que estamos identificados con la mente condicionada, percibimos y consideramos estos hábitos como nuestro ser. Sin embargo, lo que consideramos como nuestro ser es solo una suma de patrones psicológicos creados por experiencias previas, que se expresan constante, mecánica y compulsivamente. 

Es cierto que no somos las experiencias (externas/percepciones o internas/psicológicas) sin embargo nuestro ego (que es también un tipo de energía y esencialmente es deseo o más preciso desear) por su increíble capacidad de identificarse con los pensamientos, los deseos, las emociones, las sensaciones y las percepciones nos hace creer que somos los patrones.  

Entre los patrones están incluidos los gustos, los disgustos, los deseos y las pasiones (lujuria, lascivia, gula, avaricia etc.), las opiniones, las creencias falsas, las emociones llamadas negativas (ira, rabia, celos, envidia,miedo, angustia, resentimiento, ansiedad, vergüenza, culpa, depresión etc.) y los ´programas´ que se han formulado en nuestra psicología desde la infancia por el impacto de nuestros padres, familiares, profesores y de nuestro entorno en general.

COMO SE PRODUCEN LOS PATRONES 

Para que una experiencia se convierta en un patrón hacen falta unas condiciones psicológicas. Estas son: no ser conscientes de nuestro Ser e identificarnos con el ego y el cuerpo. Este primer estado se amplifica más y nos identificamos con los objetos a los que proyectamos y superponemos (esto se hace automáticamente por el ego) nuestras imaginaciones, expectaciones, opiniones, emociones, pasión y lujuria. Los objetos o las situaciones en sí mismos son neutros* (indiferentes): ni buenos, ni malos, ni atractivos, ni repulsivos pero según el condicionamiento mental-emocional se convierten en interesantes, placenteros, agradables, aburridos, desagradables, pesados etc..

A causa de la identificación y la repetición, la experiencia se convierte en un patrón habitual que se repite por sí mismo mecánica y compulsivamente.  

Cuando somos niños, que el intelecto no se ha desarrollado plenamente, no tenemos la capacidad de desidentificarnos de la mente, ni de discernir, racionar y comprender las experiencias. Así que nuestra mente se condiciona según nuestro destino. Cuando el intelecto está maduro (más o menos a los 21 años) nuestra mente ya está bastante condicionada y , a cause de la educación inadecuada y la hipnosis de la sociedad sigue su condicionamiento hasta que en un momento dado haya bastante sufrimiento lo cual nos harácuestionar porqué lo pasamos tan mal.

LIBERAR LA MENTE DE LOS PATRONES EGOÍSTAS

El proceso de eliminación de los patrones es un trabajo integral y se relaciona con todos los aspectos delSadhana (con todas las prácticas espirituales) y para liberar nuestra mente de los patrones egoístas hace falta un trabajo interior diario, diligente, sincero y sistemático. 

Este trabajo tiene dos objetivos fundamentales: por un lado, hay que parar la creación de nuevos patrones y parar el fortalecimiento de los patrones ya existentes, y por otro lado, eliminar poco a poco los patrones ya existentes por medios adecuados (técnicas, prácticas, métodos y estrategias).

Para evitar la creación de nuevos patrones y el fortalecimiento de los antiguos hay que evitar la identificación con la mente (emocional y pensante), con las sensaciones y con los objetos externos y cambiar (transformar) la reacción interior. Esto se hace por varios medios pero los más fundamentales son: estar vigilante y alerta, permanecer consciente de sí mismo, la auto-observación desapasionada y discriminativa, el control de los sentidos y la mente, el desapasionamiento, el discernimiento y la concentración, la repetición del nombre de Dios o un mantra y la oración.  

Para disolver los patrones y las tendencias egoístas ya existentes hace falta ejercitar momento a momento durante todo el día todo lo anteriormente mencionado  así como aplicar diariamente unas técnicas específicas para la disolución del ego, tales como:
  1. Oración a la divinidad (al Divino Shakti o Dios) para disolver la tendencia egoísta particular.
  2. Repetición de un mantra (un nombre de Dios o un nombre de la Madre Divina:Om, Om Sri Durgayenamaha, Om Jesucristo namaha, OmnamaShivay etc.).
  3. Purificación de 49 niveles subconscientes.
  4. Indagación enfocada y discriminativa (One-pointed, discriminative inquiry).
  5. Introspección, observación, análisis, reflexión, comprensión y disolución por oración y visualización.
  6. Visualización positiva junto con respiración, afirmaciones y oración.
  7. Conectarse con las energías divinas del amor yde la luz y sentir que estas energías impregnenla mente, el corazón y el campo energético y purifiquen la energía egoísta o negativa.
  8. Oración al Sol (estando frente al sol, pedimos a las fuerzas del Sol que disuelvan la energía negativa o egoísta).
  9. Método EFT y Método Sedona.
  10. Remedios de flores de Bach.
  11. Otra forma (si somos capaces de hacerlo) es "descargar" el poder del espacio silencioso dentro de la emoción centrando nuestra atención en la fuente del espacio silencioso y luego sin perder la conexión con la fuente, poner nuestra atención en la emoción.

    También es muy importante purificar regularmente nuestros cuerpos,nadis (canales de energía vital) ychakras (especialmente cuando estamos expuestos en campos energéticos negativos de personas, áreas, tiendas, casas) de cualquier energía negativa que venga de fuera o de nosotros. Esto se puede hacer con la oración, el reiki o cualquier otra forma de curación pránica.
En ese proceso de disolución de los patrones egoístas son fundamentales la meditación y la auto-indagación porque sin acceder a nuestro centro es imposible desidentificar de la mente y desarrollar el discernimiento, el desapasionamiento y la auto-observación desapasionada y discriminativa que son indispensables para la disolución de los patrones egoístas y la realización del Ser.

NOTA
neutros*: Que los objetos de los sentidos y los eventos son indiferentes en sí mismos se prueba por el hecho de que la misma cosa para alguien es muy interesante y le da placer y para otra persona es aburrida o irrelevante. Si el propio objeto o evento fuera interesante en sí mismo debería ser agradable para todos. Pero no lo es. Además la misma cosa que nos da placer en un momento dado nos parece desagradable o indiferente en otra ocasión. Esto también muestra que el placer es algo que depende de nuestra mente y no solo del objeto o del evento.



jueves, 23 de febrero de 2017

Quien alcanza la libertad y el Nirvana de Brahman / Bhagavad Gita




Quien alcanza la libertad y el Nirvana de Brahman

extacto de capítulo 5


5:24. Quien está feliz en su interior, quien se alegra en su interior (su alegría y su dicha provienen de su interior),  quien se ilumina desde adentro, este Yogui se hace Brahman y alcanza el Nirvana de Brahman (alacanza la libertad, la paz y bienaventuranza del Espíritu).

5:25. El Nirvana de Brahamn alcanzan aquellos rishis (santos, sabios) libres de pecado, que han superado toda duda (que se han liberado de las percepciones y experiencias de dualidad), los autodisciplinados, que se han dedicado al bien del todos.

5:26. Aquéllos, los  autodisciplinados,  que están libres del deseo y de la ira, que han controlado sus pensamientos, que han realizado su propio Ser (Atman), obtienen el Nirvana de Brahman.

5:27. Aislando a (todos) los contactos externos y  reposando su vista interior en medio de sus cejas, haciendo que sea igual el aliento que entre y salga de su cuerpo,

5:28. controlando siémpre sus indriyas (sentidos), su mente (manas) y el intelecto (buddhi), teniendo la liberación como la meta suprema, libre del deseo, del miedo y de la ira, él (el sabio, el Jivanmukta) es libre para siémpre.

5:29. Él que Me conoce como el Gozador de las austeridades y los sacrificios, el  Grandioso Señor de todos los mundos  (Maheshvara) y el Amigo de todos los seres creados, obtiene la paz.

Así en los gloriosos Upanishads del bendito Bhagavad-Gita, la ciencia sobre lo Eterno, la Escritura del yoga, está anunciada la quinta conversación entre Sri Krishna y Arjuna llamada:

El Yoga del desapego