viernes, 23 de septiembre de 2016

Indicios positivos de autoestima - D.E. Hamachek

Indicios positivos de autoestima
(Adaptados de D.E. Hamachek, Encounters with the Self, Rinehart, Nueva York, 1971).
La persona que se autoestima suficientemente:
1.      Cree con firmeza en ciertos valores y principios, y está dispuesta a defenderlos incluso aunque encuentre oposición. Además, se siente lo suficientemente segura de sí misma como para modificarlos si la experiencia le demuestra que estaba equivocada.
2.      Es capaz de obrar según crea más acertado, confiando en su propio criterio, y sin sentirse culpable cuando a otros no les parezca bien su proceder.
3.      No pierde el tiempo preocupándose en exceso por lo que le haya ocurrido en el pasado ni por lo que le pueda ocurrir en el futuro. Aprende del pasado y proyecta para el futuro, pero vive con intensidad el presente.
4.      Confía plenamente en su capacidad para resolver sus propios problemas, sin dejarse acobardar fácilmente por fracasos y dificultades. Y, cuando realmente lo necesita, está dispuesta a pedir la ayuda de otros.
5.      Como persona, se considera y siente igual que cualquier otro; ni inferior, ni superior; sencillamente, igual en dignidad; y reconoce diferencias en talentos específicos, prestigio profesional o posición económica.
6.      Da por sentado que es interesante y valiosa para otras personas, al menos para aquellos con los que mantiene amistad.
7.      No se deja manipular, aunque está dispuesta a colaborar si le parece apropiado y conveniente.
8.      Reconoce y acepta en sí misma diferentes sentimientos y pulsiones, tanto positivos como negativos, y está dispuesta a revelárselos a otra persona, si le parece que vale la pena y así lo desea.
9.      Es capaz de disfrutar con una gran variedad de actividades. 
 10.  Es sensible a los sentimientos y necesidades de los demás; respeta las normas sensatas de convivencia generalmente aceptadas, y entiende que no tiene derecho —ni lo desea— a medrar o divertirse a costa de otros.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

La felicidad, la libertad y la paz eternas siempre existen 'aquí y ahora' ~ Atman Nityananda




La felicidad, la libertad y la paz eternas siempre existen 'aquí y ahora'

La felicidad verdadera, la libertad y la paz eternas siempre existen en el aquí y ahora y son accesibles para todos; sin embargo hay que reconocerlas y tomar consciencia de ellas.

Aunque son accesibles en cada momento, el deseo nos impide darnos cuenta de ellas y además nos hace creer que la felicidad está relacionada con las cosas del mundo; con los placeres, las actividades y los logros.

Ahora, ¿porqué y cómo el deseo nos impide vivir la felicidad verdadera?

El deseo surge constantemente en nosotros como un impulso sutil que nos hace buscar algo interesante, algo que nos dará placer, algo que nos hará un poco felices y nos llenará el vacío y la falta de plenitud (que el deseo mismo nos hace sentir casi siempre).

De una manera casi incomprensible el deseo primero nos hace sentir descontentos, inquietos e incompletos e inmediatamente por la imaginación y la proyección nos impulsa a buscar un placer o una actividad agradable para superar estas emociones dolorosas; así el deseo, usando la mente y la imaginación, nos presenta un objeto o una actividad sensorial como una fuente de placer y felicidad.

Tan poderoso es el deseo que cada vez nos convence de que su realización nos hará felices y completos! Pero ya todos sabemos que temporalmente estaremos en un estado agradable y un poco más tarde nos sentiremos de nuevo vacíos, inquietos e incompletos· y nos encontraremos de nuevo impulsados por el deseo a buscar algún tipo de placer o logro para superar este auto-sufrimiento creado por el deseo mismo.

Con este truco, el deseo, que es insaciable e incansable, nos mantiene engañados y atrapados en la telaraña de sufrimiento.

Con este truco, el deseo no permite que nuestra mente esté ni un minuto quieta, serena, contenta e introvertida ypoder descansar así en su fuente (la consciencia) y disfrutar por un rato (o más) la paz y la dicha infinitas y eternas que son siempre presentes en nosotros y son la naturaleza innata de la consciencia.

Con este truco, del deseo no nos permite darnos cuenta de que para ser felices, contentos, llenos y completos no hace falta ninguna condición externa, ningún objeto o persona, sino solo una mente serena, sosegada y enfocada en su fuente: la consciencia.
La felicidad verdadera, la libertad y la paz eterna siempre existen en el aquí y ahora y son accesibles para todos; solo hace falta reconocerlas y tomar consciencia de ellas.

Sin embargo, para tomar consciencia de ellas (y de su eterna presencia aquí y ahora) hay que tener una mente tranquila, sosegada e introvertida ya que los pensamientos y la emociones que constantemente se manifiestan en la mente inquieta, distraída y extrovertida, las cubren como la niebla cubre el Sol y el espacio.

La inquietud y la extroversión de la mente las causa el deseo· el deseo por su naturaleza es insaciable e incansable y quiere experimentaruna y otra vez placer de los objetos sensoriales, los cuales alcanzamos a través de los sentidos y la mente.

Así que la mente es la clave de nuestra felicidad o de nuestro sufrimiento.

Una mente esclavizada por los deseos estará siempre inquieta, distraída, extrovertida y se moverá entre los objetos sensoriales experimentando placer y dolor según las circunstancias.

Una mente libre de deseos está tranquila, sosegada, introvertida y disfruta sin esfuerzo y sin causa alguna, la paz, la libertad y la dicha infinitas y eternas que siempre están presentes en  nosotros 'aquí y ahora'-aunque sean más allá del tiempo, la causa y el espacio.

Sé un maestro de ti mismo! Controla tus sentidos y la mente, transforma tu mente en una mente pura ysáttvica y por meditación incesante y profunda disfruta la felicidad, la paz y la libertad eternas e imperecederas.

Y, una vez que, por meditación profunda y Nirvikalpa Samadhi, el ego con todos sus deseos y las tendencias egoístas se disuelva totalmente, experimentaremos sin ningún esfuerzo y sin interrupción la paz y la dicha eternas! Con una mente libre del ego y libre de deseos, estaremos en meditación y Samadhi sin ningún esfuerzo; Y esto será nuestro estado natural (Sahaja Samadhi). Esto es iluminación, auto-realización y liberación!


lunes, 19 de septiembre de 2016

DESDE ABAJO Y FUERA HACIA DENTRO Y ARRIBA ~ Atman NItyananda


 
DESDE ABAJO Y FUERA HACIA DENTRO Y ARRIBA

El ego por su naturaleza dirige la mente y la atención hacia abajo y fuera. Y por eso experimentamos más las sensaciones corporales y vitales y los objetos sensoriales.

Debido a este extroversión de la mente fallamos dar cuenta de que pasa en nuestra psique y la mente y además no tomamos consciencia de nuestra esencia divina y realizar que no somos una entidad cuerpo-mental sino una alma que está encarnada en un cuerpo físico.

Entonces para realizar que realmente somos hay que dirigir la mente y la atención hacia dentro y arriba. Estamos dentro cuando atraemos la atención de los sentidos y la ponemos en la mente misma y arriba cuando superamos la mente y enfocamos a atención en lo que es más sutil y más allá de la mente, el alma eterna!

El obstáculo mayor en este proceso es que el ego no quiere abandonar los objetos y las experiencias sensoriales. Por eso resiste mucho con varias maneras nuestra intención dirigir la mente y atención allí donde hay sólo silencio absoluto y carencia total de objetos y experiencias de ellos.

Él que consigue conquistar su mente y sus sentidos y eliminar las tendencias egoístas y los deseos por práctica sistemática, sincera y incesante y por la meditación constante realiza su naturaleza divina es un héroe verdadero y alcanza la libertad, la paz y la bienaventuranza absolutas!

sábado, 17 de septiembre de 2016

El deseo y la lujuria son las causas del sufrimiento humano ~ Atman Nityananda


El deseo y la lujuria son el principio, el medio y el fin del sufrimiento humano

En primer lugar el deseo crea en nosotros un sentimiento de insuficiencia, de que falta algo, un sentimiento de insatisfacción, inquietud y hastío que es el principio del sufrimiento.

Posteriormente, el sufrimiento de deseo toma la forma de expectativas, imaginaciones, impaciencia, ansiedad y agitación mental (pensamiento compulsivo). Eso sucede cuando el impulso del deseo surge en nuestra mente y corazón.

Por último, el sufrimiento de deseo toma la forma del miedo, la ira y la depresión.

El miedo surge cuando existe la posibilidad de no conseguir el objeto deseado o de perderlo cuando hemos tenido éxito en conseguirlo. Además el deseo mismo se transforma en ira cuando algo o alguien oculta la satisfacción del deseo.

Si perdemos o no conseguimos el objeto deseado, el deseo mismo se modifica en ira, odio, agresividad, violencia, seguido por la decepción, la depresión, la tristeza, etc.

Normalmente, cuando se cumple el deseo existe por un tiempo una sensación de euforia, satisfacción, alegría, y, posiblemente, felicidad que son seguidos nuevamente por los sentimientos de vacío, ausencia, descontento, inquietud y miedo a perder el objeto deseado.

De esta manera, se crea un círculo vicioso por el deseo que comienza y termina con el sufrimiento. Sólo hay algunos intervalos en los que nos sentimos contentos, felices o tranquilos y que duran muy poco.

Este círculo vicioso del sufrimiento creado por el deseo continua sin interrupción hasta que seamos conscientes de ello y por la práctica diligente nos liberamos de él.

Es muy importante mencionar aquí que el deseo nos mantiene en sus garras al hacernos creer que la felicidad y el placer son inherentes a los objetos de los sentidos y las situaciones externas.

Esta es la mayor ilusión porque no hay ni un ápice de placer y felicidad en los objetos. El ego-deseo crea esta ilusión por proyección, asociación, superposición, identificación e imaginación.

La falta de discernimiento y la falta de atención mantienen este juego del ego y deseo fuera de nuestra observación consciente; y de esta manera el mecanismo del deseo funciona sin obstáculos.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Practicar por la mañana y por la noche es una necesidad ~ Atman Νityananda



Practicar por la mañana y por la noche es una necesidad para poder vivir conscientemente durante el día

Por la mañana, la mente está en un estado tamásico debido al sueño, y poco a poco entra en un estado rajásico. Ambos mantienen la mente en un estado hipnótico, un estado de identificación con el cuerpo, la mente y los objetos sensoriales.

Si no comenzamos el día con oración, Pranayama, Japa mantra y meditación no podemos entrar en un estado mental sáttvico y vivir durante el día alerta y conscientes de nosotros mismos. Sin practicar por la mañana pasaremos el día en un estado de soñar despierto, identificados con los patrones mentales y emocionales y los sucesos externos.

Del mismo modo si no hacemos práctica por la noche, antes de irnos a dormir, la mente elaborará durante el sueño todas las experiencias mundanas. Así, de un estado de sueño despierto pasamos al sueño con sueños !

Antes de irte a dormir enfoca en pensamientos divinos y contempla a Dios con el fin de que la mente continúea elaborar este tipo de pensamientos sublimes durante el sueño.

Si deseas elevar tu mente y vivir conscientemente en lugar de una forma mecánica, entonces las prácticas por la mañana y por la  tarde son un sine qua non

Y si quieres ir más allá de tu mente y darte cuenta de tu verdadera naturaleza hace falta practicar durante todo el día, no debes practicar solo por la mañana y por la noche sino todo el día! Entonces y sólo entonces el éxito será posible!

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Las ´noches de trabajo espiritual´ ~ Atman Nityananda


 Las ´noches de trabajo espiritual´

Especialmente en los primeros años de camino espiritual hay las llamadas ´noches de trabajo espiritual´. Es cuando no tenemos ánimo ni ganas de practicar e inventamos justificaciones para no practicar, no hacemos nuestro Sádhana diario y empiezan a surgir dudas sobre el camino (de seguirlo o no), hay pereza, resistencia etc. Para superar un estado de ´noche de trabajo espiritual´ hay que hacer un restart y empezar el camino como si fuera por primera vez. En los primeros años quiza haga falta recurrir a esto a veces para superar la resistencia del ego que nos dirá que abandonemos el camino espiritual ya que no podemos conseguir un cambio grande. Este restart funciona porque cuando empezamos de nuevo no permitimos ni damos espacio al ego a que nos diga que no hemos progresado mucho (ya que ahora empezamos!). Y con empezar ahora la vida espiritual no surge tema alguno de progreso o no progreso!

Hay que usar y desarrollar tu inteligencia y tu discernimiento a un nivel alto para superar todos los trucos que el ego una y otra vez te pondrá para engañarte y hacerte abandonar la vida divina por los efímeros placeres sensuales llenos de sufrimiento y enfermedades. 

Unos de los mecanismos que el ego usa frecuentemente para mantenerlos en el autoengaño son:

· las fantasías y las imaginaciones,
· el fanatismo,
· la inflexibilidad,
· las justificaciones,
· el miedo y la culpa,
· crear distracción con buscar sensaciones placenteras o con lograr objetivos,
· quedar estancados en conceptos e ideas erróneas o falsas,
· acusar o criticar a los demás,
· considerar a los demás (o la vida) responsables para nuestro sufrimiento y problemas,
· negar ver qué pasa,
· ´jugar´ el débil o el impotente afirmando que “no podemos”,
· creer que tenemos razón,
· afirmar que no somos capaces conseguir un cambio radical,
· dudar de nuestro empeño y mejoramiento que hemos logrado hasta ahora.
 
Hay que estar muy alerta para poder tomar consciencia de estas defensas y superarlas por medios adecuados para nosotros.
 
Todos los santos y los iluminados tuvieron dificultades y adversidades pero las superaron gracias a su paciencia, perseverancia y fuerza de voluntad.

Nunca te desesperes, aunque puedan occurir en tí pensamientos y emociones de desesperación. Toma coraje una y otra vez, ora, pide a tu Ser íntimo y a la Madre Divina y encontrarás. Sigue practicando aunque haya dificultades y adversidades y al final conseguirás autorealizarte y vivir en plena libertad, paz y dicha eternas y infinitas. Esto es tu derecho y tu destino final. Sé un héroe espiritual, como Hércules, Hipócrates, Jesucristo, Francisco de Asís, Buddha, Aivanhov, Sri Aurobindo, Sri Swami Sivananda, Amma y muchos más que han logrado la autorealización o iluminación. 

extracto de ensayo: http://no-dualismo.blogspot.com.es/2016/08/el-sadhana-no-es-una-pildora-que-hace.html

martes, 13 de septiembre de 2016

El ego y los deseos crean sufrimiento mediante tres formas ~ Atman Nityananda

El ego y los deseos crean sufrimiento mediante tres formas:

1. Por la transformación del propio deseo en cuerpo-dolor; a saber, ira, miedo, depresión, codicia, celos, tristeza y todos los demás trastornos psicológicos conocidos. Estos trastornos psicológicos cuando se activan nos hacen experimentar un enorme sufrimiento.

2. Por cometer actos pecaminosos con el fin de satisfacer nuestros deseos. Estas acciones crean situaciones y condiciones dolorosas en el futuro (karma). Podemos reencarnar por ejemplo en un cuerpo enfermo, o en una familia o país problemáticos.

3. Mediante el uso excesivo y mal uso de los sentidos, del cuerpo, la mente y el prana. Esto provoca enfermedades físicas, vitales y mentales.